¿Cómo acompañar y medir los resultados de tu campaña?

Ahora que ya sabes cómo planificar y ejecutar, vamos a aprender a medir la efectividad de tus acciones. Esta parte es delicada y merece atención extra en la elección de las métricas para realmente entender los resultados obtenidos. El análisis de los resultados es uno de los momentos más delicados de toda la estrategia de Marketing de Contenidos.

Es por medio de la medición que vas a descubrir lo que está funcionando y lo que no está

La mayor ventaja del Marketing Digital sobre los demás medios es que podemos acompañar los KPIs en tiempo real y cambiar estrategias rápidamente para evitar grandes pérdidas. Cosa que no se puede hacer en un comercial de televisión, por ejemplo.

Además, como puedes rastrear todos los pasos de un visitante, saber exactamente cuántas oportunidades de negocio se han generado con un contenido, qué canales están generando más leads, puedes calcular con exactitud cuál es el retorno que la estrategia de Marketing de Contenidos le está trayendo a la empresa.

Cada métrica tiene una frecuencia ideal de medición. Algunas son diarias, otras semanales y, también, tenemos métricas semestrales. Para conocer la frecuencia ideal de monitoreo, es necesario conocer bien cada una de ellas y descubrir el tiempo ideal de recolección de datos para obtener relevancia estadística.

Por ejemplo, verificar el costo de adquisición de clientes (CAC) diariamente es innecesario, ya que ese número tiende a ser más estable y son necesarios muchos acontecimientos para provocar un cambio relevante. Pero comprobar el tráfico de tu sitio en esa frecuencia puede tener sentido, ya que una caída de solo unas horas puede significar gran impacto en todo tu embudo de ventas.

El ROI es una de las métricas más importantes para toda estrategia de Marketing de Contenidos y, probablemente, la métrica más amada por los jefes y los directores. Se utiliza para medir la eficiencia de una inversión y se expresa a través de porcentaje.

Para calcular el ROI del Marketing de Contenidos, basta con tomar lo que ganaste en una acción, sustraerle lo que gastaste y, después dividirlo, nuevamente, por lo que gastaste. Es una medida muy simple de trabajo que sirve para dar una noción general de la performance de cualquier tipo de inversión.

Una de las mayores dificultades en el cálculo del ROI es entender el concepto de “valor generado”, ya que el Marketing de Contenidos tiene objetivos variados, algunos de largo plazo y difícil medición directa. Sin embargo, es extremadamente útil, especialmente con objetivos “más concretos”, como el número de clientes conquistados o la renta obtenida en un determinado período.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.