Tips para comerciantes: Listas de precios con Funnel de QR 1

Llevamos hablando de códigos QR y su aplicación al marketing y la publicidad hace ya un tiempo. Sí, sobre esos cuadraditos blancos y negros, para aquellos que aún no sepan de qué se trata.

La generación de códigos QR (acrónimo del inglés Quick Response Bar Code) ha ido creciendo en paralelo con la popularidad de los smartphones. Los códigos QR contienen la información que la marca quiere poner a disposición del usuario para que acceda a ella en el momento que desee.

El código QR busca la interacción entre marca y consumidor

Estos códgos QR son en sí mismo, una llamada a la acción que puede vincular tus productos o publicidad impresa tradicional con un embudo de ventas, un sitio web o hasta una llamada telefónica inclusive.

En Internet encontramos numerosas aplicaciones que nos ayudan a generar códigos QR. Incluso existen aplicaciones para personalizarlos de manera que la atracción, el deseo y la curiosidad por saber qué hay detrás de él, aumenten. El usuario tan solo necesita tener la aplicación que permita su lectura y hacerle una fotografía con ella. Con esto es suficiente para tener toda la información que contiene el QR.

En la publicidad offline damos información escueta que busca un objetivo concreto. Incluir un código QR aporta ese contenido extra que puede hacer que el cliente acabe por comprarnos a nosotros o que pasemos desapercibidos frente a la competencia, puro neuromarketing.

Cuando leemos un código QR la información queda descargada en nuestro smartphone, lo que nos permite acceder a ella siempre que deseemos. Nos ahorra búsquedas repetitivas sobre aquello que nos interesó. Los códigos QR pueden ser incorporados a muchos lugares, como tu página web, perfiles sociales, tarjetas de visita, anuncios en marquesinas, catálogos, productos, etc. Esto ayuda notablemente a dar a conocer tu objetivo de marketing a un bajo coste.

El código QR puede ser específico para cada uno de tus productos, esto te permite proporcionar una información concreta que los diferencie de los de la competencia. Si incorporas un código QR que contenga la url de tu tienda online en tu tarjeta de visita o en tu tienda física, ahorras al posible cliente que tenga que memorizarla. De esta manera estás llevando tráfico directo a tu sitio web y posicionando tu marca en los buscadores de manera orgánica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.