Marketing 2021: Microinfluencers

El marketing digital con microinfluencers será tendencia este 2021 y se espera que las marcas mantengan su inversión en este tipo de estrategias. Están fuertemente conectados con su audiencia, los podemos encontrar en casi cualquier sector y tienen relaciones mucho más cercanas con los usuarios que los influencers tradicionales.

Son accesibles a empresas de todas las formas y tamaños

Las marcas y los profesionales del marketing nos centramos en las interacciones entre las personas influyentes y sus audiencias, y esto se mide por el engagement, es decir, por los gustos, comentarios y la plena confianza que tienen aquellos que te siguen en los profesionales con influencia que están siguiendo.

Los microinfluencers se perciben como más auténticos que los influenciadores al uso, sus publicaciones no son tan comerciales y no se notan tan preparadas. Son más naturales, sus interacciones son más genuinas y, por tanto, con una mayor credibilidad en sus mensajes. También resulta más económico para la empresa colaborar con ellos, aunque los precios dependen del profesional o la agencia de marketing de influencia a través de la que se gestiona la colaboración.

Los microinfluencers representan clientes reales y los consumidores, a pesar de que puedan admirar a las celebridades en las redes sociales, buscan opiniones en las personas cercanas, amigos o conocidos en las redes sociales.

La creencia de que «cuanto más seguidores mejor» es errónea en este caso, ya que cuanto más tienen, más dispersa es su audiencia

Como trabajar con microinfluencers tiene un bajo riesgo, las marcas pueden permitirse experimentar y probar nuevas técnicas o acciones con ellos. Experimenta nuevas estrategias para ver qué es lo que mejor o peor funciona con tu audiencia.

Por su parte los nanoinfluenrcers son perfiles con muy pocos seguidores pero especializados en un nicho de mercado, son influyentes en su comunidad. Aunque tengan un volumen de followers pequeño, es muy probable que al hacer una recomendación obtengan perceptualmente mejores resultados que los influencers.

Los nanoinfluencers acostumbran a tener menos de 1.000 followers pero poseen una gran influencia en su círculo más cercano, al que en muchas ocasiones conocen personalmente. Esto hace que confíen en su opinión muchísimo más que en un megainfluencer que sabe que fue patrocinado para promocionar un determinado producto o servicio.

Si tu empresa es pequeña, lo ideal es que selecciones al que sea adecuado para tu marca, y verás como sacas rendimiento a tu estrategia de marketing.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.