¿Cómo crear tu estrategia de marketing experiencial?

Crear una estrategia de Marketing Experiencial conlleva desarrollar los mismos pasos que damos para una de Marketing Digital, pero me parece muy importante resaltar dos puntos en los que debes hacer énfasis y que diferencian a ésta de cualquier otra más general.

  1. Es fundamental saber cómo es tu cliente. No me refiero a tu target, que tiene un sentido muy amplio. Sino a que sepas, exactamente: Las rutinas de tu cliente ideal, sus hábitos, sus aspiraciones, sus miedos, su entorno familiar y social, sus horas de conexión a internet y las redes sociales que más utiliza.
    Indaga más allá de lo típico de edad, sexo y poder adquisitivo. Cuando conoces esos detalles, es más fácil que puedas movilizar sus emociones. Así que, invierte mucho tiempo es este apartado y trabájalo bien.
  2. En cualquier Plan de Social Media Marketing llega un momento en el que hablamos de implementación. Es común a todos, pero si estás pensando en el Marketing Experiencial esta puesta en marcha ha de ser diferente a las habituales. Haz que tu cliente viva una experiencia. Si estás pensando en hacer un 2×1 o regalar la segunda compra, no te lo recomiendo. Simplemente porque tu cliente no lo va a vivir como emoción, sino como aprovechamiento de una oferta. No vas a despertar su fidelidad ni su atención por tu marca. Haz algo diferente que la persona que decide la compra no haya vivido antes, que no se lo haya ofrecido antes ninguna otra empresa.

El marketing experiencial te reta a ir más allá y no solo enfocarte en lo que tu audiencia pueda leer o escuchar sobre tu marca. Si puedes crear estrategias que los involucren desde diferentes áreas y a través de más de dos sentidos, aumentarás tus probabilidades de éxito. Supongamos que tienes una marca de comida, ya dentro de este rubro puedes trabajar visualmente con cómo se ven tus platillos, dar a conocer su sabor, el aroma de la preparación, la textura al probarla y el sonido de esas preparaciones crocantes. ¡Es el combo perfecto!

Aunque la invitación de pensar fuera de la caja siempre está presente, dentro del marketing experiencial tienes más campo para sacarle provecho a esa frase. Marcas como Coca Cola han demostrado durante años que puedes ir mucho más allá de una cuenta en redes sociales o de una valla en la autopista. Arriésgate a interactuar con tu público a través de ideas innovadoras. Y quiero que sepas que esta opción no necesariamente tiene que incluir una inversión económica de millones, hay muchas campañas que demuestran que puedes crear grandes cosas con poco presupuesto.

Una vez que sepas cómo elaborar una campaña centrada en tu público, creativa, que juegue con los sentidos y hagas su lanzamiento, es cuando realmente empieza el trabajo duro. Es en esta etapa del proceso cuando tienes que estar sumamente atento al desempeño de tus estrategias, obtener todos los insights posibles y aplicarlos oportunamente para el logro de tus objetivos. Incluso cuando tu campaña termine, es el momento indicado para fidelizar a esos clientes que conseguiste y hacerlos sentir parte de tu marca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.