¿Cómo vender mas en los comercios minoristas?

Conforme pasan los días, llegan las altas temperaturas y las buenas noticias sobre las posibles vacunas, poco a poco se vislumbra un panorama más positivo y alentador para el sector empresarial en el país. Ha sido un año difícil y muy complicado para muchos sectores de la industria, entre ellos los pequeños y medianos comerciantes que se vieron forzados  en muchos casos a tomar con mayor cautela sus planes de inversión y sus proyecciones de crecimiento.

En todo negocio la venta está compuesta matemáticamente por dos múltiplos: las transacciones y el ticket promedio. Ambas, multiplicadas entre sí, dan como resultado la venta total de un período determinado. De esta manera, si deseamos aumentar nuestras ventas, principalmente debemos gestionar estas dos variables de manera independiente o conjunta.

Existen muchas herramientas de gestión por las cuales algunas empresas presentan tasas de crecimiento en sus ventas. En cambio, su no aplicación puede generar resultados negativos.

En el caso del ticket promedio se debe de realizar un trabajo específico con el personal de atención en cajas para que no se limiten a ser digitadores y se conviertan en asesores. Su labor debe apuntar a impulsar las ventas, sugiriendo a los clientes la compra que se adapte mejor a sus necesidades. Asimismo, siempre se debe contar con productos de impulso cerca de las cajas y/o promociones que complementen la compra de los clientes para elevar cada transacción que se realice.

Normalmente las transacciones se encuentran relacionadas al flujo de clientes que llega al comercio y que concretan su compra a través de una transacción en caja. En ese sentido, el reto está en atraer un mayor flujo de clientes.

Algunas estrategias a implementar para atraer clientes son las alianzas cruzadas con otros minoristas, contar con un club de suscriptores, el aumento de la frecuencia de compra mediante cupones de descuento en días de bajo flujo, la entrega de volantes con cuponeras especiales y, finalmente, la implementación de un atractivo visual merchandising que motive a los transeúntes a ingresar al establecimiento.

Según explica Juan D’Antiochia, gerente de comercio electrónico global para LATAM, «el despliegue del comercio electrónico en el contexto de pandemia fue potenciado por los recientes cambios en los hábitos de consumo que instalan un nuevo desafío: ofrecer mejores experiencias de compra para mejorar los resultados». En un mundo impulsado por la tecnología, la promoción a través de redes sociales dio un nuevo significado a los componentes sociales y emocionales del acto de comprar: permitió a comerciantes, marcas y profesionales reinventarse en un contexto en el cual las emociones de los consumidores estén estimuladas. En la era de las compras digitales, los productos se presentan como parte de experiencias de estilo de vida que, a menudo, incluyen amigos u otros microinfluencers, con lo que se crea ese lugar perfecto para que encontremos el producto justo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.