Polarización: Revisión de analíticas y monitores I

Si bien puede parecer a primera vista complicado y tedioso, lo cierto es que la monitorización y revisión de analíticas es una de las fases más útiles de esta segunda etapa de mi estrategia de Social Media. Quienes saben un poco de analítica o, al menos, de lo importante que es para el buen funcionamiento de cualquier estrategia saben que es imprescindible medir y analizar de forma periódica para comprobar cómo evoluciona nuestro plan y tomar las medidas necesarias.

Es importante basar todas y cada una de nuestras decisiones en base a datos y olvidarnos de las intuiciones y adivinaciones. Igualmente, ante cualquier situación o problema, una buena base analítica nos permitirá actuar de la forma más adecuada. Analizar siempre es bueno, aunque no se puede hacer de cualquier forma. Si de verdad quieres que la analítica que hagas te sirva para algo, es imprescindible definir objetivos y KPIs. Sólo así podremos comprobar si lo estamos haciendo bien o, por el contrario, si lo estamos haciendo mal.

Evidentemente cada empresa es un mundo y tendrá unas necesidades de medición distintas. Dependiendo del sector o la etapa en la que se encuentre, la analítica será muy distinta. Y es que no es lo mismo una empresa que acaba de empezar en el mundo de las redes sociales que una con un largo recorrido social.

En un primer caso hablamos de empresas o marcas que acaban de aterrizar en las redes sociales. Perfiles nuevos sin apenas seguidores que quieren mejorar su situación en un plazo de tiempo determinado. De esta forma fijaríamos lo siguiente:
Objetivos

  1. Aumentar la comunidad
  2. Mejorar el branding
  3. Incrementar el tráfico desde redes sociales

KPIs

  1. Número de seguidores
  2. Tráfico por redes sociales:
  3. Menciones

En este segundo caso ya tenemos una base de seguidores y lo que necesitamos es mejorar nuestra relación con ellos, generar engagement y convertirlos en usuarios fieles y recurrentes. Para ello:

Objetivos

  1. Interactuar con la comunidad
  2. Generar engagement
  3. Mejorar el branding

KPIs

  1. Numero de interacciones
  2. Menciones
  3. Comentarios

En este último punto ya contamos con una marca consolidada y queremos dar el siguiente paso: vender. En este caso:

Objetivos

  1. Aumentar la tasa de conversión por redes sociales
  2. Aumentar el gasto medio

KPIs

  1. Tasa de conversión
  2. Gasto medio

Una etapa no excluye a la otra, es decir, aunque lleves siglos en Facebook y quieras empezar a vender, no debes descuidar la conversación con tu público o el crecimiento de tu comunidad. Lo que debería ser escalable y, cada vez que se completase una fase, se sumaría la siguiente hasta trabajar las 3 al mismo tiempo.

En cualquier caso esto sólo es un ejemplo. Como ya hemos dicho cada empresa tendrá unos objetivos y requerirá unos KPIs diferentes. No obstante, siempre es útil tener un control de la evolución a través de un dashboard que nos permita ver de un solo vistazo el desempeño de nuestros objetivos en Social Media.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.