Ventajas y desventajas de aplicar el teletrabajo en Argentina

Seguramente te preguntarás qué beneficios puede ofrecer el teletrabajo para tu negocio. Es una decisión que hay que tomar con cautela ya que no todas las organizaciones tienen porqué estar preparadas para este cambio cultural. Presenta las siguientes ventajas:

Aumento de la productividad de los trabajadores: los trabajadores estarán más motivados y satisfechos. Sentirán que tienen más autonomía y flexibilidad.
Reducción del número de accidentes laborales: esto es evidente si no se cuenta con un espacio físico al cual acudir.
Ahorro de costes en espacio y mobiliario: la empresa ahorrará en infraestructura y espacio físico como oficinas. Tendrá una menor necesidad de equipamiento y equipos informáticos. Cada empleado utiliza su propio equipo. Esta inversión suele representar un coste muy elevado para la empresa lo que supone una gran ventaja.
Aumenta el tiempo de estancia en la empresa de los empleados: de nuevo la satisfacción de los trabajadores hace que se reduzca la rotación de equipos y se mejore la retención de personal.
Mayor control de las actividades realizadas por los empleados: el teletrabajo obliga a los equipos a trabajar por objetivos lo que requiero un seguimiento más exhaustivo. Esto se traduce en un aumento del control de la actividad y por tanto de la productividad que en muchas ocasiones no ocurre si se trabaja en la oficina.
Evidencia reducción del ausentismo laboral: como es lógico, al trabajar desde casa y tener que cumplir ciertos objetivos, son los propios empleados los que se regulan su tiempo por lo que es más difícil que pidan días libres o cambien de turnos.
Mayor número de profesionales al alcance: esto permite tener acceso a personas que en un principio por motivos personales o laborales no pueden desplazarse a la oficina pero si pueden trabajar desde casa (incluso desde otra región o país), ofreciendo a RRHH un abanico mucho mayor de candidatos a su disposición.
Innovación tecnológica en la empresa: para implementar el teletrabajo y que funcione correctamente, la empresa debe estar consciente de su inversión en tecnología. Es necesario una buena conexión a internet, buenos equipos y sobre todo buenos canales de comunicación entre los miembros de la empresa. Serán esenciales los programas como Teams o Slack para la comunicación entre los equipos, Asana, Trello o Monday para la organización y seguimiento de tareas y objetivos, Google Drive o Dropbox para compartir archivos en la nube, Factorial para gestión de personal (ausencias, horarios…) y por supuesto el correo electrónico y plataformas de videoconferencias como Zoom por ejemplo.

Sin embargo, dependiendo de tu organización, el teletrabajo puede representar estas desventajas:

Coste en equipos y telecomunicaciones: si tus empleados no cuentan con sus propios equipos, la empresa deberá proporcionárselos lo que puede suponer un incremento de los costes. También se necesita facilitar una buena conexión a internet y contar con programas y softwares adecuados.
No hay control físico del trabajador: muchos directivos todavía son reticentes a no poder tener contacto directo con sus trabajadores por miedo a que no sean igual de productivos que en la oficina.
Cambio en la organización de la empresa: el sistema organizativo de la empresa se verá obligado a modificarse. Si no se realiza adecuadamente esto puede derivar en una falta de control sobre los trabajadores y sobre las tareas que realizan.
Disminuye la seguridad: Al estar cada trabajador conectado a una red diferente es mucho más sencillo que se produzcan ciberataques lo que supone un grave riesgo para la confidencialidad de la empresa.
Es más difícil trabajar en equipo: esto se produce como consecuencia de la falta de contacto personal. Los intercambios de ideas se reducen, así como el sentimiento de pertenencia a un equipo y a la cultura empresarial. Las reuniones se pueden realizar de forma virtual pero no siempre se alcanzan los mismo resultados.
No todos los trabajadores están preparados para teletrabajar: aquí entra en juego RRHH para realizar una formación sobre teletrabajo a sus empleados y la manera más adecuada de organizarse según las características y las tareas de cada uno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.